Radiografía de la industria colombiana: retos y oportunidades en construcción, gestión del agua y minería

Radiografía de la industria colombiana: retos y oportunidades en construcción, gestión del agua y minería

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

En el marco de la presentación de las ferias M&T Expo e IFAT, en la ciudad de Bogotá, se realizó un panel en el que se abordaron los desafíos y las oportunidades en tres sectores fundamentales de la economía colombiana: construcción, gestión del agua y minería.


En la encrucijada de América Latina, Colombia se erige como un actor económico de gran relevancia con desafíos persistentes, pero con un potencial de crecimiento que no puede pasarse por alto. Como parte de la presentación de las ferias M&T Expo e IFAT, se desarrolló un panel en el que se discutieron algunos aspectos clave de la economía colombiana y se abordaron las oportunidades en sectores como la minería, la construcción y la gestión del agua.

El panel, dirigido por Janosch Siepen, representante de Germany Trade & Invest, contó con la participación de Ivonne Cárdenas, jefa de Estudios Económicos de Camacol; Óscar García, Director de Proyectos Estratégicos en Veolia Holding Colombia S.A., y Jaime Concha, vicepresidente de Minería, Hidrocarburos y Energía de la Asociación Nacional de empresarios de Colombia (ANDI), quienes ofrecieron una visión integral de los desafíos y oportunidades que enfrentan estos sectores en el país.

Panorama económico colombiano

Colombia, con una población de más de 50 millones de habitantes, se erige como el tercer mercado interno más grande de América Latina. Su ubicación geográfica privilegiada y acuerdos comerciales, incluyendo uno con la Unión Europea, hacen que el país sea atractivo para inversiones extranjeras. Sin embargo, enfrenta retos significativos, desde la corrupción estructural hasta altos niveles de burocracia y barreras comerciales.

Según Siepen, “el PIB per cápita del país sigue siendo unos de los más bajos entre las principales economías de la región, pero en los últimos años Colombia ha experimentado un crecimiento económico superior al promedio, que se espera que continúe en el futuro”. 


Leer más: IFAT Brasil 2024, tecnologías ambientales y saneamiento para su negocio


Frente a este punto, el Fondo Monetario Internacional afirma que se espera que Colombia termine el año con un crecimiento del 1,4% y proyecta uno de de 2% para 2024. Asimismo, en materia de inversiones, gracias a la caída de la inflación y a la flexibilización monetaria, el país ha experimentado una recuperación importante, que proyecta un crecimiento de 2,6% para el próximo año, aunque sigue siendo moderada.

Sector minero: desafíos y oportunidades

La minería es una industria de gran importancia en Colombia, especialmente en exportación.

Según Jaime Concha, vicepresidente de minería, hidrocarburos y energía de ANDI, la minería representa el 2% del PIB, aporta alrededor del 30% de la inversión extranjera directa y es responsable de un tercio de las exportaciones del país.

Frente a este punto, Siepen comenta: “Los proyectos de minería de oro y cobre, por ejemplo, están siendo impulsados y para 2025 se espera que la producción de ambos minerales aumente significativamente y contribuya a la diversificación de la industria”.

Asimismo, varias proyecciones realizadas afirman que la demanda mundial de metales importantes para la transición energética se multiplicará de aquí a 2050. Una tendencia que beneficia al país y que lo puede posicionar como un competidor importante, especialmente frente a la creciente demanda de cobre.

Radiografía de la industria colombiana: retos y oportunidades en construcción, gestión del agua y minería

Aun así, los desafíos siguen siendo muy grandes, especialmente, debido a que el país ha sido catalogado como uno de los menos atractivos para las inversiones mineras en la región, según el Instituto Fraser.

¿Las principales razones? Invertir en la minería en Colombia implica sortear preocupaciones sobre la política económica y las conexiones políticas. Y es que, frente a este punto, Concha destaca la preocupación por el ambiente político adverso hacia el sector y la falta de respaldo gubernamental, lo que supone un panorama futuro de la minería desafiante.

Además de lidiar con un gobierno que muestra resistencia al sector y la amenaza de un nuevo código minero, Concha resalta la presencia de minería ilegal, especialmente en oro y construcción, que plantean serios problemas de seguridad.

A pesar de estos desafíos, Concha ve oportunidades en la transición energética, donde la minería puede desempeñar un papel fundamental suministrando minerales esenciales.

Así, el crecimiento de la demanda mundial de metales cruciales para la transición energética podría cambiar la percepción de los inversores, especialmente con el aumento proyectado en la producción de cobre.

Infraestructura y construcción: desarrollando el futuro de Colombia

La infraestructura juega un papel crucial en el desarrollo económico, y Colombia no es una excepción. Aunque la calidad de la infraestructura de transporte ha estado rezagada en los rankings internacionales, iniciativas como el programa de infraestructura multimodal de quinta generación buscan cambiar este escenario.

Con una inversión significativa de 10’000,000 de dólares, este programa abarca carreteras, ferrocarriles, vías navegables y aeropuertos. La ejecución de proyectos como el programa vial de cuarta generación y la expansión del transporte local, incluyendo la construcción de líneas de metro en Bogotá y Medellín, apuntan a mejorar la movilidad y estimular el crecimiento económico.

Sin embargo, otro tema es la cadena de valor relacionada con la edificación, que presenta unos retos diferentes y ha generado uno de los panoramas más preocupantes para el sector. Según Ivonne Cárdenas, jefe de Estudios Económicos de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), la interconexión de la construcción con otros sectores económicos en Colombia es un termómetro preciso de la salud económica general del país.

Radiografía de la industria colombiana: retos y oportunidades en construcción, gestión del agua y minería

“Tanto el DANE como el DNP y otros analistas económicos especializados han hecho estudios de cómo se encadenan los diferentes sectores y resulta que edificaciones está muy encadenado con todo tipo de actividades” comenta Cárdenas.

Esto ha permitido hacer un diagnóstico de la situación general, que para sorpresa de pocos no ha sido muy positivo. “En términos macro, los últimos datos del DANE señalaron que, después de la pandemia y de la crisis de 1999, 2023 fue un año de contracción del PIB” afirma Cárdenas. Este fenómeno se relaciona con un estancamiento de la economía y los altos niveles de precios.

En el caso del sector constructor y especialmente el segmento de edificaciones, se presentó una contracción de -7,5% durante el tercer trimestre del año 2023 y se pronostica un cierre de año igual de difícil. Para Cárdenas, las razones se remontan a 2022, cuando se experimentó una caída de otros indicadores líderes en el sector, como el inicio de obras, los cuales ha venido a la baja desde entonces. “Ejemplo de ellos es que, en lo corrido del año hasta octubre, las ventas de vivienda fueron de aproximadamente 110.004, eso quiere decir una caída del 47% frente al año 2022” comenta.

Estos resultados reflejan la desaceleración económica experimentada que, según Cárdenas, se atribuyen a la caída en la confianza de los inversionistas y de los consumidores, agravada por la alta inflación y el consecuente aumento de las tasas de interés.

“Lo macro también ha afectado muchísimo, sabemos todos que la inflación ha sido un fenómeno global en 2022 y 2023. En Colombia, empezó a mostrar señales de ceder esa cifra inflacionaria más o menos hace 8 meses, y esto gracias a que el Banco Central hizo lo que estaba en el libreto, que era subir la tasa de interés” comenta.

Sin embargo, este incremento de tasas ha sido determinante para tener los resultados que se tienen hoy. Para entender estos aumentos, Cárdenas afirma lo siguiente: “Una familia que se quisiera endeudar con 100.000.000 de pesos, en enero de 2022 hubiese tenido que pagar cerca de 980.000 pesos en cuota. Hoy, con las tasas de interés actuales, tendría que pagar 1’380.000 pesos. Para una familia que ganan 3 o 4 salarios mínimos, esto 400.000 pesos es la diferencia entre poder comprar la vivienda y no hacerlo”.

Si bien en el caso particular de la vivienda, el incrementa en el costo de financiación de los hogares es determinante para el cierre financiero de la adquisición de vivienda, para los empresarios la afectación ha sido aún más compleja. Según Cárdenas, este sector se financian la gran mayoría de veces con la banca tradicional, lo que ha supuesto un incremento de pago de intereses mucho mayor a las tasas que se tenían hace un año y medio o dos años.

Todo esto resulta en un panorama preocupante que advierte un 2024 retador. Sin embargo, Cárdena reitera que la disminución de la inflación que ha empezado a experimentarse en el país puede impactar positivamente las cifras para los próximos años, aunque de una forma moderada.

Gestión del agua: un recurso renovable que requiere atención

Colombia alberga el sexto mayor recurso hídrico renovable del planeta, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Sin embargo, el país enfrenta desafíos en la gestión del agua, con un desperdicio significativo y un tratamiento insuficiente. Para abordar esto, Colombia está realizando inversiones considerables, como los 2.000 millones de dólares destinados a plantas de tratamiento de aguas residuales en Bogotá.

Esta inversión no solo promueve la sostenibilidad ambiental, sino que también crea oportunidades de negocio en el sector de la gestión del agua. La conciencia creciente sobre la importancia de un uso eficiente del agua podría catalizar el desarrollo de tecnologías y servicios relacionados con la gestión del agua.

Radiografía de la industria colombiana: retos y oportunidades en construcción, gestión del agua y minería

Óscar García, director de Proyectos Estratégicos de Veolia en Colombia, subraya la importancia de abordar el cambio climático, identificándolo como el principal reto para la industria. “El cambio climático ha traído un desarreglo generalizado de la climatología y, por lo tanto, estamos entre los dos extremos. Grandes sequías, precipitaciones o precipitaciones muy altas, así como ríos que causan estragos tanto materiales como humanos” comenta.

Según García, para que la industria les haga frente a estos desafíos debe desarrollar políticas claras a nivel global, gubernamental y local. En el caso de las empresas, es necesario que tengan claramente establecidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con los que abordarán el tema del agua. En el caso colombiano, García cuenta que cada día son más las empresas que se unen a estas prácticas a través del proceso de reúso del agua de producción.

Para García, el reúso puede ser clave para preservar un recurso tan finito como el agua. Países como España llevan mucho tiempo lidiando con precipitaciones bajas como consecuencia del cambio climático, lo que los ha llevado a adaptarse y hoy reutilizan el 15% del agua que usan como agua servida. En el caso de la industria, se está aplicando la misma fórmula, reutilizando agua en el mismo sistema productivo. Por ejemplo, para enfriamiento de motores, el lavado de calderas, para arreglar el pasto, entre muchas otras cosas.

Perspectivas de exportación y desafíos persistentes

Las exportaciones colombianas se proyectan positivamente en los próximos años, beneficiándose de la recuperación económica global esperada para 2024. A pesar de la fortaleza del gasto público gracias a programas sociales gubernamentales, la inversión en el sector de la construcción y maquinaria podría ser moderada debido a la incertidumbre generalizada y el aumento de impuestos.


Leer más: El auge del sector automotriz y de autopartes en México: crecimiento, desafíos y perspectivas


Por otro lado, la inflación persistente y la devaluación de la moneda podrían afectar el poder adquisitivo de los consumidores. Además, el fenómeno de El Niño, que podría mantener elevados los precios de la electricidad y alimentos, se presenta como un desafío adicional para la economía colombiana.

Colombia se encuentra en un punto de inflexión económica con desafíos y oportunidades. En última instancia, el futuro económico de Colombia dependerá de su capacidad para abordar los desafíos existentes, atraer inversiones sostenibles y continuar desarrollando sectores estratégicos.

Te podría interesar...

Lo más leído

Imagen
Materiales

Cuando el mundo apenas está empezando a comprender las criptomonedas, llega otra tecnolo...

・Feb 9, 2018
feimec
Automatización y digitalización

La versión de este año reunió 900 fabricantes que mostraron los avances en maquinaria indu...

Jorge Iván Parada Hernández・Jul 20, 2022
México
Servicios Industriales

México será el anfitrión de cuatro eventos internacionales líderes en sostenibilidad que s...

Jhon Bernal, periodista de Manufactura Latam・Jul 31, 2023
additiv-latam-2023-el-encuentro-de-la-impresion-3d-en-america-latina
Manufactura aditiva

La ADDITIV Latam 2023 promete ser un espacio enriquecedor con conferencias magistrales, wo...

・Nov 21, 2023

Notas recomendadas por el editor

03/09/2015

Siemens reconoce a Kuka con el Premio de Excele...

Los logros del grupo aeroespacial de Kuka en el desarrollo de sistemas de control sofisticados para las tecnologías de automatizaci&oa

LEER MÁS »

27/07/2016

Kuka inauguró su nuevo Centro de Desarrollo y T...

Con un evento totalmente dedicado a sus tecnologías, productos y soluciones para la Industria 4.0 y la digitalización de la prod

LEER MÁS »

09/04/2018

Exportaciones manufactureras de Colombia crecen...

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, anunció, mediante comunicado de prensa, que las exportaciones del sector manufacturero completaron cinco meses consecutivos de crecimiento. De acuerdo con la entidad, en febrero, el comportamiento positivo de las exportaciones colombianas estuvo impulsado por las ventas externas del sector agropecuario y de alimentos (9 %) y de los combustibles (8,9 %). La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, manifestó su satisfacción por el resultado y explicó que la recuperación de la economía global incidió en el buen desempeño de las exportaciones colombianas. “El alza que muestran las exportaciones manufactureras es muy relevante. Esto es resultado de la política de diversificación de la oferta exportable en la que estamos empeñados y del trabajo de profundización y aprovechamiento de los acuerdos comerciales. Invito a los empresarios a seguir trabajando juntos en este proceso”, señaló la ministra Gutiérrez. El incremento de las ventas externas manufactureras en febrero estuvo impulsado por diferentes bienes. Productos como equipos de transporte (148,3%),  manufacturas de caucho (112,5%), abonos (97,6%), equipos y materiales fotográficos (93,1%), manufacturas de corcho y madera (89%), plásticos en formas primarias (78,5%), hierro y acero (51%), edificios prefabricados (46,5%), manufacturas de minerales no metálicos (46,3%) y productos medicinales y farmacéuticos (38,9%), entre otros, impulsaron esta clase de ventas. En cuanto al sector de las exportaciones agropecuarias y de alimentos se destacan productos como: pescado (155,9%), azúcares y preparados con azúcar y miel (111,7%), tabaco y sus productos (77,4%), aceites y grasas fijos de origen vegetal (71,6%), pienso para animales (50,7%), carne y preparados de carne (45,9%) y bebidas (42,5%), entre otros. Por otro lado, las exportaciones totales colombianas en el primer bimestre aumentaron 13,9 % al compararlas con igual periodo de 2017. Las manufactureras crecieron 20,5%, las agropecuarias y de alimentos 17,7% y las de combustibles 15,3% en los dos primeros meses del 2018. Argentina, con un incremento de 158%, Paraguay (133,2%), Canadá (135,4%), Austria (119,7%), Francia (83,4%), Corea del Sur (40,5%), Costa Rica (15,7%) y Estados Unidos (4,6%) son algunos de los socios comerciales a los que más crecieron las exportaciones colombianas en los dos primeros meses de este año.El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, anunció, mediante comunicado de prensa, que las exportaciones del sector manufacturero completaron cinco meses consecutivos de crecimiento. De acuerdo con la entidad, en febrero, el comportamiento positivo de las exportaciones colombianas estuvo impulsado por las ventas externas del sector agropecuario y de alimentos (9 %) y de los combustibles (8,9 %). La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, manifestó su satisfacción por el resultado y explicó que la recuperación de la economía global incidió en el buen desempeño de las exportaciones colombianas. “El alza que muestran las exportaciones manufactureras es muy relevante. Esto es resultado de la política de diversificación de la oferta exportable en la que estamos empeñados y del trabajo de profundización y aprovechamiento de los acuerdos comerciales. Invito a los empresarios a seguir trabajando juntos en este proceso”, señaló la ministra Gutiérrez. El incremento de las ventas externas manufactureras en febrero estuvo impulsado por diferentes bienes. Productos como equipos de transporte (148,3%),  manufacturas de caucho (112,5%), abonos (97,6%), equipos y materiales fotográficos (93,1%), manufacturas de corcho y madera (89%), plásticos en formas primarias (78,5%), hierro y acero (51%), edificios prefabricados (46,5%), manufacturas de minerales no metálicos (46,3%) y productos medicinales y farmacéuticos (38,9%), entre otros, impulsaron esta clase de ventas. En cuanto al sector de las exportaciones agropecuarias y de alimentos se destacan productos como: pescado (155,9%), azúcares y preparados con azúcar y miel (111,7%), tabaco y sus productos (77,4%), aceites y grasas fijos de origen vegetal (71,6%), pienso para animales (50,7%), carne y preparados de carne (45,9%) y bebidas (42,5%), entre otros. Por otro lado, las exportaciones totales colombianas en el primer bimestre aumentaron 13,9 % al compararlas con igual periodo de 2017. Las manufactureras crecieron 20,5%, las agropecuarias y de alimentos 17,7% y las de combustibles 15,3% en los dos primeros meses del 2018. Argentina, con un incremento de 158%, Paraguay (133,2%), Canadá (135,4%), Austria (119,7%), Francia (83,4%), Corea del Sur (40,5%), Costa Rica (15,7%) y Estados Unidos (4,6%) son algunos de los socios comerciales a los que más crecieron las exportaciones colombianas en los dos primeros meses de este año.

LEER MÁS »