Revolución industrial: ¿está México preparado para la industria 5.0?

Revolución industrial: ¿está México preparado para la industria 5.0?

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

México destaca en la revolución industrial y lidera Latinoamérica en adopción de tecnologías colaborativas. El camino hacia la Industria 5.0 enfrenta desafíos, pero la automatización colaborativa emerge como solución clave.


La automatización colaborativa, marcada por la integración de robots en entornos de trabajo junto a los seres humanos, se ha convertido en una piedra angular en la evolución de la industria moderna. En el marco de Expo Manufactura 2024, tuvimos la oportunidad de hablar con Denis Pineda, gerente general Latam de Universal Robots, sobre la posición de México en la revolución industrial, el papel de las tecnologías colaborativas en la transición hacia la industria 5.0, y el rol la fuerza laboral y la educación en este cambiante panorama.

México en la revolución industrial

Para Denis Pineda, México tiene un rol clave en la revolución industrial, evidenciado por su posición líder en Latinoamérica. “Aunque la industria brasileña tiene aproximadamente la misma dimensión de la mexicana, lo que se ve acá es que la industria mexicana está en un nivel de maduración mucho más elevado que todos los países de Latinoamérica” comenta.

Según datos de la Federación Internacional de Robótica, México cuenta con aproximadamente 52.000 robots industriales instalados, posicionándose en el primer lugar en el continente seguido de Brasil. Sobre este punto, Pineda es enfático: "Cuando vemos el segundo, que es Brasil, el país está cerca de los 20.000 robots instalados, un dato que deja ver la importancia y el nivel de maduración tecnológica de México”.

Asimismo, el país ocupa la novena posición en el stock de robots industriales en todo el mundo. China se lleva el primer lugar, seguido de Japón, Corea, Estados Unidos, Alemania, Italia, Taiwán, Francia, México y España.

Esta madurez tecnológica muestra un nivel de adopción y desarrollo significativo en el país, así como un crecimiento sostenido de la industria manufacturera mexicana que habla de un futuro prometedor en la adopción de tecnologías colaborativas.

Tecnologías colaborativas y la transición a la Industria 5.0

Si bien la posibilidad de migrar a la Industria 5.0 es una oportunidad transformadora y necesaria, sigue siendo un desafío único para la región. Frente a este tema, Pineda destaca dos condiciones fundamentales que definen esta transición y que tienen una gran injerencia en la realidad económica de América Latina en comparación con otras regiones del mundo: las altas tasas de interés y los bajos costos de mano de obra.

La combinación de estas dos variables crea un escenario donde el dinero es más costoso, pero la mano de obra es más accesible en comparación con países desarrollados como Estados Unidos, Alemania, Francia y España.

Revolución industrial: ¿está México preparado para la industria 5.0?

Denis Pineda, gerente general Latam de Universal Robots


Esta disparidad económica, según Pineda, posiciona a Latinoamérica en una situación estratégica, pero también plantea desafíos significativos. La atracción de inversiones y la competitividad en la producción son afectadas por estas condiciones, marcando la necesidad de una estrategia bien pensada para maximizar los beneficios y mitigar los inconvenientes.

Crisis de mano de obra y su impacto en la manufactura

Otro factor crucial que Pineda destaca es el fenómeno del "labor shortage" o escasez de mano de obra. Este desafío social se traduce en la dificultad creciente para encontrar operadores dispuestos a llevar a cabo procesos de manufactura, especialmente aquellos que implican condiciones exigentes como la soldadura durante largas jornadas laborales.

En este sentido, Pineda enfatiza que, aunque actualmente México y Brasil se encuentran en un punto demográfico favorable, no han alcanzado el pico de la población en edad de trabajar. Sin embargo, advierte que, observando ejemplos como Estados Unidos, Alemania y Japón, donde la edad promedio de la población laboral está en constante aumento, es solo cuestión de tiempo antes de que la región también experimente los efectos de la escasez de mano de obra.

Sin embargo, resalta otras dos problemáticas que ya se hacen presentes: el absentismo y el turnover. “Cuando visito las plantas en México, sobre todo en el norte, lo que yo escucho de muchos directivos es que aún no hay labor shortage, pero lo que ya se ve es que los índices de absentismo y de turnover, o sea del tiempo que las personas se quedan en la misma compañía, han subido muchísimo”, comenta.

Este panorama desafiante se entrelaza con los principios fundamentales de la Industria 5.0. Pineda subraya que de los tres conceptos clave que definen esta nueva era industrial, el más significativo es el "human-centric" o centrado en el humano. Este enfoque contrasta con la Industria 4.0, que se centraba principalmente en la gestión de la conectividad y comunicación entre máquinas.

En el contexto de la manufactura latinoamericana, el enfoque human-centric implica colocar a las personas en el centro del proceso productivo. Y es que para Pineda, justamente la gestión eficiente de la mano de obra, la retención de talento y la creación de entornos laborales seguros se vuelven imperativos en este contexto.

Condiciones laborales

La industria 5.0, con su enfoque en el ser humano como centro de la producción, se convierte en un aliado vital en la mitigación de estos problemas.

Al reducir la carga de trabajo repetitiva y físicamente demandante a través de la automatización colaborativa, se libera a los trabajadores para concentrarse en tareas más especializadas y cognitivas.

Con normas como la NOM-036, que busca incrementar el nivel de regulación de seguridad y de ergonomía en México, o la NR12 implementada en Brasil, el efecto para los trabajadores es muy positivo. Sin embargo, para Pineda es vital que las compañías se preparen para adaptarse a estas regulaciones y elegir las tecnologías correctas. “Cuando permitimos que una persona deje de estar cargando una tonelada por hora y en cambio esté trabajando con un robot que le va a evitar (…) lastimarse la espalda o los brazos de maneras muy severas, estás empoderando a las personas para trabajar con robots, en lugar de estar trabajando como robots” concluye.

¿El resultado? La ergonomía y la seguridad laboral se mejoran significativamente, y la industria se vuelve más atractiva para las nuevas generaciones. Este enfoque no es solo sobre reemplazar, sino sobre empoderar a los trabajadores y crear entornos laborales más seguros y sostenibles.

Sustentabilidad y resiliencia

Para Pineda, la ecuación de la industria 5.0 la completan la sustentabilidad y la resiliencia. Frente al primero, este subraya la importancia de procesos cada vez más eficientes desde el punto de vista energético y la necesidad de evitar la generación de residuos. Es ahí donde la robótica colaborativa juega un rol importante al reducir el desperdicio y minimizar los riesgos para los empleados.

Revolución industrial: ¿está México preparado para la industria 5.0?

Al trabajar junto a los empleados en entornos peligrosos o repetitivos, los robots no solo mejoran la seguridad laboral, sino que también optimizan el uso de recursos. Esto no solo es beneficioso desde el punto de vista ambiental, sino que también se traduce en eficiencia operativa y ahorros económicos a largo plazo.

La tercera pieza del rompecabezas es la resiliencia. Con cambios rápidos en la demanda del mercado y la creciente necesidad de personalización de productos, la capacidad de adaptarse se vuelve esencial para la supervivencia en el mundo manufacturero.

Los jóvenes consumidores, acostumbrados a la variedad y personalización en sus compras en línea, ejemplifican la necesidad de procesos productivos más resilientes. Así, la robótica colaborativa facilita esta adaptabilidad al permitir cambios rápidos en la producción y la configuración de procesos según las demandas del mercado.

“Las variaciones de demanda de mercado suben y bajan de manera muy rápida y también lo que se ve cada año más es una necesidad de customizaciones de los productos” concluye.

Sin duda, la realidad económica y demográfica que enfrenta América Latina se convierte en el catalizador para la adopción acelerada de la Industria 5.0. Pineda argumenta que esta revolución industrial no solo ofrece soluciones a los problemas actuales, sino que también prepara a la región para enfrentar los desafíos futuros.

Iniciativas educativas y competencia internacional

En el marco de Expo Manufactura 2024, se presentó la segunda edición de Cobótica, la competencia internacional de robótica colaborativa, una iniciativa educativa pionera en la región. Con participantes de universidades de México, Costa Rica y Estados Unidos, y con el patrocinio de importantes empresas como Siemens, Festo y A3, la competencia se convierte en un escaparate de talento e innovación en robótica.

En esta misma línea, Pineda destaca la iniciativa UR Academy, que es un contenido gratuito en español, que ofrece todo un programa de aprendizaje en robótica colaborativa. De acuerdo con el experto, los resultados obtenidos hasta el momento reflejan el interés que hay en la Academia y por parte de los profesionales de la industria mexicana en usar la robótica colaborativa.

Y es que los números así lo demuestran: “México es el segundo país solamente detrás de Estados Unidos con más personas inscritas en el UR Academy” comenta.

Es innegable que la educación y la formación son herramientas esenciales para impulsar el cambio y preparar a la fuerza laboral actual y futura. La participación de jóvenes talentos en Cobótica y el éxito del UR Academy indican un interés creciente y un compromiso con la capacitación en robótica colaborativa.


Leer más: COBÓTICA 2024: la competencia de robótica colaborativa que está transformando la automatización industrial


Y es que, para Pineda, el componente educativo en la adopción exitosa de tecnologías colaborativas es esencial y es una necesidad que necesita apoyo e inversión. En sus palabras: “El gran potencial de la tecnología solo se alcanza cuando se da la necesaria importancia a la educación, al entrenamiento y a la preparación del capital humano para trabajar con la nueva tecnología”.

Sin duda, el futuro de la manufactura en Latinoamérica se vislumbra emocionante, con la automatización colaborativa como catalizador del cambio positivo. Una revolución que abierto un camino hacia una industria más segura, eficiente y centrada en las personas y de la cual Universal Robots sigue siendo clave.

Te podría interesar...

Lo más leído

Imagen
Materiales

Cuando el mundo apenas está empezando a comprender las criptomonedas, llega otra tecnolo...

・Feb 9, 2018
feimec
Automatización y digitalización

La versión de este año reunió 900 fabricantes que mostraron los avances en maquinaria indu...

Jorge Iván Parada Hernández・Jul 20, 2022
México
Servicios Industriales

México será el anfitrión de cuatro eventos internacionales líderes en sostenibilidad que s...

Jhon Bernal, periodista de Manufactura Latam・Jul 31, 2023
additiv-latam-2023-el-encuentro-de-la-impresion-3d-en-america-latina
Manufactura aditiva

La ADDITIV Latam 2023 promete ser un espacio enriquecedor con conferencias magistrales, wo...

・Nov 21, 2023

Notas recomendadas por el editor

03/09/2015

Siemens reconoce a Kuka con el Premio de Excele...

Los logros del grupo aeroespacial de Kuka en el desarrollo de sistemas de control sofisticados para las tecnologías de automatizaci&oa

LEER MÁS »

27/07/2016

Kuka inauguró su nuevo Centro de Desarrollo y T...

Con un evento totalmente dedicado a sus tecnologías, productos y soluciones para la Industria 4.0 y la digitalización de la prod

LEER MÁS »

09/04/2018

Exportaciones manufactureras de Colombia crecen...

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, anunció, mediante comunicado de prensa, que las exportaciones del sector manufacturero completaron cinco meses consecutivos de crecimiento. De acuerdo con la entidad, en febrero, el comportamiento positivo de las exportaciones colombianas estuvo impulsado por las ventas externas del sector agropecuario y de alimentos (9 %) y de los combustibles (8,9 %). La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, manifestó su satisfacción por el resultado y explicó que la recuperación de la economía global incidió en el buen desempeño de las exportaciones colombianas. “El alza que muestran las exportaciones manufactureras es muy relevante. Esto es resultado de la política de diversificación de la oferta exportable en la que estamos empeñados y del trabajo de profundización y aprovechamiento de los acuerdos comerciales. Invito a los empresarios a seguir trabajando juntos en este proceso”, señaló la ministra Gutiérrez. El incremento de las ventas externas manufactureras en febrero estuvo impulsado por diferentes bienes. Productos como equipos de transporte (148,3%),  manufacturas de caucho (112,5%), abonos (97,6%), equipos y materiales fotográficos (93,1%), manufacturas de corcho y madera (89%), plásticos en formas primarias (78,5%), hierro y acero (51%), edificios prefabricados (46,5%), manufacturas de minerales no metálicos (46,3%) y productos medicinales y farmacéuticos (38,9%), entre otros, impulsaron esta clase de ventas. En cuanto al sector de las exportaciones agropecuarias y de alimentos se destacan productos como: pescado (155,9%), azúcares y preparados con azúcar y miel (111,7%), tabaco y sus productos (77,4%), aceites y grasas fijos de origen vegetal (71,6%), pienso para animales (50,7%), carne y preparados de carne (45,9%) y bebidas (42,5%), entre otros. Por otro lado, las exportaciones totales colombianas en el primer bimestre aumentaron 13,9 % al compararlas con igual periodo de 2017. Las manufactureras crecieron 20,5%, las agropecuarias y de alimentos 17,7% y las de combustibles 15,3% en los dos primeros meses del 2018. Argentina, con un incremento de 158%, Paraguay (133,2%), Canadá (135,4%), Austria (119,7%), Francia (83,4%), Corea del Sur (40,5%), Costa Rica (15,7%) y Estados Unidos (4,6%) son algunos de los socios comerciales a los que más crecieron las exportaciones colombianas en los dos primeros meses de este año.El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, anunció, mediante comunicado de prensa, que las exportaciones del sector manufacturero completaron cinco meses consecutivos de crecimiento. De acuerdo con la entidad, en febrero, el comportamiento positivo de las exportaciones colombianas estuvo impulsado por las ventas externas del sector agropecuario y de alimentos (9 %) y de los combustibles (8,9 %). La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, manifestó su satisfacción por el resultado y explicó que la recuperación de la economía global incidió en el buen desempeño de las exportaciones colombianas. “El alza que muestran las exportaciones manufactureras es muy relevante. Esto es resultado de la política de diversificación de la oferta exportable en la que estamos empeñados y del trabajo de profundización y aprovechamiento de los acuerdos comerciales. Invito a los empresarios a seguir trabajando juntos en este proceso”, señaló la ministra Gutiérrez. El incremento de las ventas externas manufactureras en febrero estuvo impulsado por diferentes bienes. Productos como equipos de transporte (148,3%),  manufacturas de caucho (112,5%), abonos (97,6%), equipos y materiales fotográficos (93,1%), manufacturas de corcho y madera (89%), plásticos en formas primarias (78,5%), hierro y acero (51%), edificios prefabricados (46,5%), manufacturas de minerales no metálicos (46,3%) y productos medicinales y farmacéuticos (38,9%), entre otros, impulsaron esta clase de ventas. En cuanto al sector de las exportaciones agropecuarias y de alimentos se destacan productos como: pescado (155,9%), azúcares y preparados con azúcar y miel (111,7%), tabaco y sus productos (77,4%), aceites y grasas fijos de origen vegetal (71,6%), pienso para animales (50,7%), carne y preparados de carne (45,9%) y bebidas (42,5%), entre otros. Por otro lado, las exportaciones totales colombianas en el primer bimestre aumentaron 13,9 % al compararlas con igual periodo de 2017. Las manufactureras crecieron 20,5%, las agropecuarias y de alimentos 17,7% y las de combustibles 15,3% en los dos primeros meses del 2018. Argentina, con un incremento de 158%, Paraguay (133,2%), Canadá (135,4%), Austria (119,7%), Francia (83,4%), Corea del Sur (40,5%), Costa Rica (15,7%) y Estados Unidos (4,6%) son algunos de los socios comerciales a los que más crecieron las exportaciones colombianas en los dos primeros meses de este año.

LEER MÁS »